Yuri Cortez: el fotoperiodista que robó cámara en el Croacia VS Inglaterra

El enfrentamiento entre Croacia e Inglaterra en la semifinal de Rusia 2018 tuvo una historia paralela en la que estuvo involucrado un fotoperiodista de la agencia internacional de noticias, AFP: el salvadoreño Yuri Cortez. Durante la celebración del delantero croata Mario Mandzukic y sus compañeros, en el minuto 109 del encuentro, se acercaron al área de prensa al grado de tirar al suelo al corresponsal: “comenzaron a empujarse entre ellos con los que venían a celebrar y entonces sentí cómo la silla se fue para abajo”, relató Cortez al diario deportivo Récord.

El angular de la cámara estaba listo para disparar y, aún durante el explosivo festejo, Yuri no dejó de fotografiar: “les tomé fotos encima mía”. El remate de esta historia fue cuando el defensa Domagoj Vida le pidió disculpas con un beso en la frente.

Poco después de la euforia, el combinado balcánico se colaba a la final del Mundial, la primera en su historia, donde se enfrentará a la selección francesa el próximo domingo en Moscú.

La guerra civil en El Salvador lo forjó como periodista.
Yuri Cortez pasa los 50 años. Su interés por la fotografía y el periodismo comenzó durante su infancia, cuando vivió los conflictos sociales de El Salvador. En los ochenta, el país centroamericano vivía una guerra civil que duraría 12 años. La juventud de Cortez estuvo marcada por el conflicto armado en el que se reclutaban a jóvenes para llevarlos a la guerrilla, según detalló en una entrevista que ofreció al portal Reversos: “me despertó mucho la atención el hecho de que el ejército, la policía y todos reprimían en las calles, había masacres en las manifestaciones y poca posibilidad de denunciar las cosas porque los medios existían oficialmente en ese tiempo, pero respondían a la política del gobierno”, señaló.

La censura que imperaba en el país, en donde los conflictos internos sólo se conocían a través de los medios internacionales, lo motivó a estudiar periodismo. Durante su época de estudiante, Yuri comenzó una agencia de noticias que proveía de material a diversos medios, según cuenta en la misma entrevista. Diversas agencias internacionales le compraban sus fotografías y con eso se mantenía. El conflicto en El Salvador se acrecentó durante las elecciones de 1991, donde un corresponsal de Reuters fue asesinado, y uno más herido. Esa desgracia provocó un giro en la carrera de Yuri, pues fue llamado para ser contratado de forma inmediata, aunque posteriormente AFP le ofreció una oportunidad más atractiva y aceptó. Lleva más de 25 años trabajando en ese lugar.

Corresponsal de conflictos bélicos.
En 1992, una vez terminados los conflictos en El Salvador, Yuri Cortez se muda a Perú a cubrir el golpe de Estado del presidente Alberto Fujimori. Sus fotografías de la violencia magnificada en ese país, como la explosión de coches bomba, aumentaron su popularidad.

Luego de estas experiencias, se interesó en cubrir los conflictos bélicos en Jerusalén, Irak y Afganistán: “una vez emboscaron el convoy (en Irak) en el que yo estaba, unos soldados que iban en el vehículo de delante donde explotó la mina… me tocó vivir ese momento de tensión en el que los soldados estaban en pánico y disparaban a lo que fuera”, detalló a Reversos.

El trabajo del fotógrafo incluye la cobertura de grandes e importantes sucesos, como las ceremonias por el fallecimiento de Gabriel García Márquez y del cantautor mexicano Juan Gabriel; las marchas en CDMX en protesta por Ayotzinapa o la aprobación de la Ley de Seguridad Interior; las visitas de Barack Obama y Donald Trump a México; la boda de Gisele Bündchen y el jugador de americano Tom Brady, de los New England Patriots; el sismo del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México y, el más reciente, la semifinal de Croacia contra Inglaterra.

Actualmente, Yuri Cortez reside en México, y a través de sus fotografías informa al mundo lo que sucede en nuestro país porque, como él concluyó en la entrevista a Reversos: siempre “los ojos del mundo están puestos en México”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *